Menú Cerrar

Análisis Highwater – Un indie pasado por agua

análisis highwater

Hoy os traemos el análisis de Highwater, el videojuego indie de Demagog Studio distribuido por Rogue Games, Inc. El título nos sumerge en una narrativa postapocalíptica en la que encarnaremos a Nikos, un chaval que vive en la miseria más inhumana, pero con un objetivo: escapar de la triste realidad en la que se encuentra con sus amigos en búsqueda de una oportunidad para sobrevivir lejos del peligro constante. Acompañadnos en esta travesía que, como siempre, estará libre de spoilers.

Un futuro pasado por agua

No sería la primera vez que pasa: un puñado de vidas completamente truncadas a causa de un desastre natural que se lo lleva todo por delante. Terremotos, ciclones, desprendimientos, inundaciones… Todo tiene un comienzo distinto, pero un mismo final: la inestabilidad y la precariedad que asolan a las sociedades afectadas.

highwater

Y, precisamente, este es el caso de Nikos, un muchacho obligado a sobrevivir entre montones de basura flotantes, entre desperdicios y abocado a una vida en la que le sería imposible prosperar… Salvo por un ligero detalle.

Como ya es común en este tipo de distopías, siempre hay personas dispuestas a utilizar cualquier desastre, cualquier mínima oportunidad, a su favor. Es el caso de las altas esferas, los más ricos, quienes están dispuestos a abandonar el planeta Tierra y emprender una huida hacia Marte en un cohete espacial. Sería todo un puntazo de no ser, claro, por aquellos que se quedan en tierra.

Pero Nikos es más listo: no tardará en hacer acopio de ciertos víveres, de amigos y de valor para intentar colarse en el cohete, la llave a su nueva vida.

Esta es la premisa que nos propone Demagog Studio con Highwater: sobrevivir hasta el final en un mundo muy rico en detalles, historia y personajes de lo más carismáticos, siempre en búsqueda del éxito en nuestra misión… porque no nos queda otra.

Humanidad, supervivencia y desesperación

highwater

Uno de los principales aspectos de la narrativa de Highwater es, precisamente, la cantidad de personajes que conoceremos y que nos llevarán a tomar algunas decisiones que no nos terminarán de gustar del todo pero que, por nuestro bien, son las acertadas. Esto permite que, pese a que tengamos que pasar por momentos amargos, podamos humanizar al personaje que tenemos delante, ponernos en sus zapatos y lograr entender de dónde viene y qué lo ha traído ante el mismo lugar en el que nos situamos.

Es, sin duda, uno de los grandes aspectos del título: la gran capacidad de hacernos empatizar con el otro, de querer, incluso, su supervivencia… pero la rapidez con la que nos tenemos que quitar esa tirita nos confluye a otras emociones, como la desesperanza.

Los entornos, además, también ayudan a favorecer y enriquecer esta corriente de sensaciones: no es lo mismo tener una pelea en un descampado, sin nada mucho más allá… a tenerla rodeados de contenedores de basura o de suelos que se romperán al más mínimo golpe.

Porque sí: Highwater busca que tú también sobrevivas en sus escenarios, y si bien están fantásticamente desarrollados, es cierto que a veces hemos sentido que únicamente saltábamos de un checkpoint al otro, recogiendo algunas revistas y conversando con los habitantes del lugar. Quizás haberle añadido algún pequeño puzzle o acertijo habría sido favorecedor, incluso para cruzarlo con el lore del juego.

La orientación, uno de los mayores problemas

Y no nos vamos a engañar: Highwater posee unos entornos catastróficos por los que cualquiera se perdería. La estética Low-Poly es un acierto estético en toda regla, y los entornos están mimados hasta el último detalle, tratando de permanecer en nuestra mente durante todas las horas que dure el juego.

Además, la sencillez de estos mismos escenarios permite que podamos manejarnos rápidamente entre ellos dada la fácil memorización de los mismos, pero habrá momentos en los que el jugador pueda sentirse perdido. De manera orgánica, él mismo buscará su posición en el mapa… Y es aquí donde hallamos el problema más grande del título: la orientación y la dificultad para interpretar el mapa del mismo.

highwater

Al abrirlo, nos encontramos con lo que parece ser un plano de metro, pero que no indica del todo nuestra posición y muestra, a modo de estaciones, el lugar en el que estamos. Sabríamos orientarnos si al menos supiésemos cómo se denominan cada uno de los lugares en los que podemos desembarcar, pero tampoco es el caso.

Esto provoca que el jugador pueda verse abrumado en determinados momentos (siempre terminaremos encontrando el camino gracias a los señalizadores translúcidos que veremos por la pantalla), e impide que disfrutemos con total relajación de Highwater. Porque, de solo pensar en que podemos volver a perdernos y que quizá haya momentos donde sí que no podamos intuir por dónde tenemos que marchar a continuación… puede ser agobiante.

La localización, deslocalizada

El broche final lo sostienen los diálogos del título. Unos diálogos naturales, que no tienen prisa en ser descubiertos ni buscan abrumarnos con grandes dosis de información irrelevante. No.

Highwater va siempre al grano, pero por desgracia, hemos encontrado varios errores en la localización del título que, en ocasiones, impiden que comprendamos correctamente lo que un personaje pretende comunicar.

highwater

Y es una pena: el título presenta una historia de esperanza, valor y tenacidad que pierde fuerza a medida que estos errores van apareciendo. No es que estos fallos lo conviertan en un título difícilmente jugable (¡para nada!), pero son los que nos pueden empujar a desconectar de la trama en un momento dado.

Te gustará si…

Si eres fan de los walking simulator, si te gustan las peleas en perspectivas isométricas con mecánicas a descubrir en mitad de las mismas. O si simplemente te apetece sentarte a disfrutar de una historia de superación y supervivencia, Highwater es tu título.

Gracias por leer este análisis de Highwater.

Highwater: Un título corto que busca narrar una historia de supervivencia en un mundo postapocalíptico como pocos otros. Un juego muy disfrutable, salvando los errores de localización y de mapeado. Ariana Aguado

7
von 10
2024-04-06T12:00:00+0200
Publicado en Análisis, Indie

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.