Menú Cerrar

Análisis Hotshot Racing

Más de una vez he pensado que se sentía con los juegos Arcade y retro de hace años, pues yo apenas las toqué, sin embargo, siempre me han llamado la atención. Bien, pues con Hotshot Racing parece que estamos jugando a uno de esos juegos de hace tantos años, pero esta vez con actualizaciones muy modernas.

Hace poco analizamos un juego de Sumo Digital, y hoy repetimos. Nos volvemos a encontrar con el género de las carreras, y ya os adelantamos que el resultado ha sido similar, pero esta vez desde luego han sabido crear un juego mucho más único y especial que con el erizo de Sega.

Las carreras arcade al estilo Low poly

Vamos a ir pisando el acelerador para llegar cuanto antes al meollo del juego. Hotshot Racing tiene varias modalidades de juego: Grand Prix, Carrera individual y Contrarreloj, unos clásicos del género. Aquí hay cero sorpresas, cumple con lo ya esperado en un juego de carreras. Podremos correr hasta cuatro Grand Prix diferentes, cada uno de ellos con cuatro circuitos en total, además de tres dificultades. En base a los puntos en cada carrera terminarás en una posición en el torneo. Y para todo esto has de escoger un corredor, en total hay ocho, y cada uno con una nacionalidad y cuatro vehículos a escoger. Y mejor aún es el final tras ganar dicho torneo, pues cada personaje nos mostrará una pequeña historieta a modo de cinemática final. Dicho todo esto el juego ya tiene pinta de tener variedad, eso seguro. Y más cuenta te darás de eso mismo al ver que ganas dinero por cada carrera.

Y esto nos lleva a la tienda, donde podemos cambiar los atuendos a nuestros corredores y tunear los coches de cada uno. Siempre tendremos una paleta de colores bastante amplia, así como componentes del mismo (El cambio es solo visual, no mejora las características del vehículo).

El mejor punto del juego a mi parecer se encuentra en uno de sus modos más arcades. Tendremos unas carreras llamadas “Conduce o revienta” y “Ladrones y policías”. En la primera tendremos que mantener una velocidad determinada y llegar a los puntos de control para no explotar. En el segundo modo mencionado tendremos que evitar a los policías y huir con cuánto dinero podamos, por otra parte, también podremos ser los policías que arresten a los ladrones. Ya por experiencia os digo que son de las mejores carreras si de paso queréis ganar más dinero y tunear después. Y eso por no mencionar que tanto estas como las carreras contrarreloj nos vendrán muy bien más de una vez para salir de la monotonía de los torneos. 

Mucho más que una vuelta a los clasicos

¿Os hemos dicho ya que Hotshot Racing cuenta con 16 circuitos? Puede que si, pero no es del todo cierto, pues más de uno es un pequeño rediseño de otra versión. No han querido gastar mucho tiempo en el diseño de algunos circuitos, y no lo juzgo, pues son muy buenos la mayoría. Solo aquí he visto un problema. Y es que la estética low poly se lleva tan al límite en algunos casos que se me ha hecho difícil ver por donde tenía que ir exactamente. Siempre hay flechas en los límites del mapa, o casi siempre, cuando no había me apoyaba mucho en el mini mapa, y no lo niego, lo he usado en casi todas las carreras. Es un gran problema si, pero una vez corramos una vuelta o conozcamos el mapa, ya tendremos solución, aunque todo sea dicho en Nintendo Switch, en su modo portátil, considero que si puede ser algo tedioso.

Parece absurdo hablar de rapidez en un juego de carreras, pero el rendimiento en menús y en general, la velocidad de las carreras nos puede enganchar durante unas buenas horas. Todo el juego es tan fluido y me era tan agradable de jugar que ya había probado todo en unas horas.

Y si hablamos de velocidad no se me pueden olvidar dos cosas que siempre me gusta ver en este tipo de juegos. Una de ellas es la salida rápida, desde la línea de meta, con la cuenta atrás vamos arrancando para salir disparados. Por otra parte vemos una de las grandes herencias de Ridge Racer y similares, que es la ganancia de Turbo mientras derrapamos, pero cuidado al chocar o perderás el progreso. En el resto de apartados jugables cumple más que de sobra, e incluso me ha sorprendido pues el resultado a sido de lo más placentero.

Veredicto final

Tal y como suele ser en estos juegos, si aún con todo lo dicho no te lo has pasado bien llama a tus amigos. Cuenta con un modo multijugador local para hasta cuatro jugadores, y online, obviamente hasta ocho jugadores.

Hotshot Racing nos ha gustado mucho, bien es cierto que se queda corto, y que ofrece poca innovación en el sector. Pero busca volver a la temática de los juegos de carreras de los 90 y los 2000, y la música y el diseño de los personajes ayuda mucho a ello. Es un juego que cumple lo prometido, un juego distinto. Mucho más único que otros del género, toda una diversión hasta para disfrutar de la música de discoteca de hace décadas. Eso sí, simple a más no poder, entretenido para unas horas y en muchos casos hasta cómico.

Hotshot Racing

7.5

Jugabilidad

8.0/10

Historia y Narrativa

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Música

8.0/10

Pros

  • Recuerda mucho a los antiguos juegos de carreras
  • Busca ser entretenido y agradable, incluso cómico, en todo momento

Contras

  • Low poly muy simplificado, cuesta distinguir algunas cosas
Publicado en Análisis, Indie

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *