Menú Cerrar

Análisis Inscryption: Obra imprescindible de 2021

Inscryption

Parece ser un año increíble para Devolver Digital, y no sólo por sus nominaciones en los Game Awards. La variedad de títulos y la calidad de los mismos resulta increíble. En este caso podemos decir nuevamente que estamos ante un roguelike, pero con matices, hablaremos de Inscryption. Estamos ante una aventura de terror al estilo «escape room«. Y sólo saldremos de aquí jugando bien nuestras cartas, nunca mejor dicho. En más de una ocasión vais a leer aquí que no es exactamente lo que creéis y es que la tonalidad y el ritmo del juego cambian en más de una ocasión. Os contamos a continuación que nos ha parecido esta obra.

Expand player

La magia del entorno

Está claro que lo que nos rodea no parece muy normal. Estamos en una cabaña, ante alguien que no vemos muy bien. Sin saber cómo o porqué es la hora de jugar a las cartas. Vamos a ser los oponentes dignos tras tanto tiempo ante esta extraña persona. Nos da unas cartas, una clase introductoria y un mapa. Pronto nos moveremos y aprenderemos los conceptos básicos. Hasta este punto todo está bien. Si entendemos ese bien como estar atrapados aparentemente con una persona jugando a un nuevo juego de cartas. Y posiblemente al perder puedan pasar cosas terroríficas.

Puede no ser para tanto pero empezamos esta aventura con toques de terror y fácilmente pensaremos que es una escape room de la que tendremos que salir buscando pistas y jugando. Realmente una forma muy original de llevar el título. El contrincante y las mismas cartas son parte de la narrativa. Avanzará la historia y nosotros seremos testigos al igual que partícipes. Pero de forma algo confusa no sabremos de que plan somos parte.

Nada es tan fácil ni complicado de explicar. Inscryption nos pone en la piel de un jugador, que nunca mejor dicho, se lo juega todo a un terrorífico roguelike de cartas. Nos daremos cuenta de pistas, y de cómo podemos abandonar el juego para levantarnos y echar un vistazo por la cabaña en cualquier momento. Parece incluso una aventura en estos momentos. De hecho apreciamos el arte del juego mucho más en estos momentos. Simple pero agradable. Sin dar demasiadas instrucciones y siendo interactivo.

La lógica y cartas

Por muy bonito y situacional que sea nuestro entorno esto va de cartas, y hay que centrarse en hacerlo lo mejor posible. Más perturbador es aún todo cuando vemos que las mismas cartas nos hablan, parecen tener miedo. Por ello las cartas y nuestras elecciones parecen tener tanto peso en la narrativa.

El funcionamiento de las cartas es simple. Tendrán una vida y una cantidad de fuerza, daño que causarán al que tengan delante. Un clásico ya visto en Hearthstone o Legends of Runeterra. Sin embargo, para utilizar ciertas cartas más poderosas no hay maná, en este caso es sangre. Necesitamos hacer sacrificios en la mesa para sacar de nuestra mano las cartas más poderosas, un ejemplo es el Oso grizzly. Siempre podremos robar una carta aleatoria de nuestra baraja o una Ardilla, que viene a ser 1 de sangre, un sacrificio básico. Con esta mecánica se sustenta todo el juego, posteriormente cada carta tiene ciertas características, pero no complejas. Fáciles de entender.

Entonces llega la clave más roguelike e incluso nuestras decisiones. Jugar una carta u otra. Mejorar la carta o curarnos, o mejor aún buscar objetos activos para nuestras batallas. Podemos acceder a una tienda a cambio de pieles y conseguir nuevas cartas. Son muchas las posibilidades en nuestro camino, pero cada uno juega a su manera. Al final de estos caminos siempre habrá un jefe, listo para ponernos las cosas complicadas. Y normalmente tras todo esto, una nueva pista y toca rebuscar en nuestra cabeza una solución a un inmenso rompecabezas.

Tratamos este tema y la narrativa completamente sin spoilers. No queremos destripar esta experiencia a nadie porque consideramos que es muy importante vivirla por uno mismo. Y en este caso hablamos de un indie de un precio no muy elevado y de unas 12 horas de duración. Muy asequible y desde luego para todo el mundo.

La originalidad del título se ve reflejada claramente en sólo sus primeros minutos, el apartado visual cada vez te atraerá más. Pero es la enigmática narración de los hechos y las sorpresas del guión lo que hará que te quedes de verdad en Inscryption.

Estamos ante una de las sorpresas del año, y la calidad de Devolver Digital no hace más que aumentar título tras título. Ofreciendo contenidos realmente originales y dando voz a pequeñas desarrolladoras indies como es Daniel Mullins Games en este caso. Una aventura del todo imprescindible, si buscas algo nuevo o simplemente algo de calidad en Inscryption tienes de todo. Siéntate, juega y deja que te sorprenda, no hay más.

Inscryption

10

Jugabilidad

10.0/10

Narrativa

10.0/10

Gráficos

10.0/10

Sonido

10.0/10
Publicado en Análisis, Indie

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.