Menú Cerrar

Análisis Super Animal Royale: cómo sobrevivir en la selva si eres un zorro con una katana

Análisis Super animal royale

Tras haber estado durante un par de años en acceso anticipado, el pasado 26 de agosto salió a la luz, junto a su primer DLC, el videojuego Super Animal Royale. La mecánica es simple: un battle royale en el que encarnamos a distintos y adorables animales que habrán de competir entre sí para sobrevivir. Aquí os traemos nuestro análisis tras varias horas de juego.

Animalitos adorables con katanas y fusiles de asalto

Si en algún momento habías pensado en ser un gato armado con un AK-47, esta es tu oportunidad. En este juego nuestro objetivo es acabar con el mayor número de enemigos para alzarnos con la victoria magistral en la selva, pudiendo quedar solo uno en pie, como viene siendo común en el género battle royale. La entrega no cuenta con ninguna línea narrativa, por lo que solo tendremos que adentrarnos en el campo de batalla para disfrutar del juego.

Tras bajar en paracaídas del águila gigante, nos adentraremos en una hostil ciudad en ruinas, en la cual encontraremos todo tipo de recursos que nos ayudarán a fortalecernos, como chalecos antibalas, armas, regeneradores de vida y munición, además de trampas para enemigos. La cámara del juego, alzada en un ángulo prácticamente cenital, nos ayudará a ver la zona con más detalle, aunque cabe destacar el hecho de que no lo veremos absolutamente todo, puesto que contamos con un campo de visión reducido por los obstáculos del mapa (como paredes o barriles). Así es como Super Animal Royale incita a la exploración del mapa y, por ende, a una confrontación constante entre jugadores, ya que es imposible no encontrarse con alguno mientras investigamos nuestros alrededores.

Por si fuera poco, el círculo habitable del mapa se va cerrando cada vez más por culpa del súper gas de mofeta, un elemento mortal que habremos de evitar a toda costa, ya que nos puede asfixiar en un muy corto periodo de tiempo. 

Análisis Super animal royale

Unos gráficos salvajemente buenos

El apartado artístico de Super Animal Royale es, cuanto menos, excelente. Las texturas están completamente suavizadas, careciendo de los dientes de sierra que todos conocemos. Esta mejoría en cuanto al apartado gráfico es muy favorecedora para la experiencia de juego, puesto que no cansa a la vista ni hay que descifrar qué es aquello que estamos viendo porque las formas se dibujan solas ante nuestros ojos. 

El sistema de juego, a modo visual, (como los menús y las personalizaciones) es muy fácil de entender y las decenas de posibilidades de juego son completamente intuitivas, al igual que las estrategias para vencer a los enemigos. Sin duda, este es el apartado que más favorece a que queramos seguir jugando durante un rato más hasta alzarnos con la victoria. No necesitamos rompernos la cabeza para saber qué es lo que tenemos que hacer ni para entender qué es lo que estamos viendo. Pese a que sea la primera vez que jugamos y pese a que no conozcamos el mapa, sabemos perfectamente hacia dónde tenemos que ir gracias al buen funcionamiento gráfico y de mapeado.

Jugabilidad fácil hasta para quienes tienen las zarpas más grandes 

La jugabilidad de Super Animal Royale es uno de los puntos más fuertes de la entrega. Nos moveremos con las teclas WASD y daremos volteretas con la barra espaciadora, además, el menú de abajo a la derecha nos da la opción de utilizar algunos números y letras para cambiar de armas o para curar nuestras heridas, respectivamente. Es un juego apto para cualquier tipo de público dada su facilidad de manejo y la cantidad de personalizaciones que ofrece. 

Por otro lado, cabe destacar que el emparejamiento multijugador es increíblemente rápido, nunca se tardan más de diez segundos en encontrar gente con la que jugar una partida. Además, al ser un battle royale entre 64 jugadores, los juegos no duran más de cinco minutos. Es rápido, muy sencillo de entender e increíblemente adictivo. No solo eso, sino que el juego también está plagado de humor y chistes horribles que a más de uno le sacarán una carcajada. ¿He jugado más de veinte partidas? Sí. ¿He ganado alguna? No. ¿Voy a seguir jugando en parte por los chistes malos? Evidentemente.

El videojuego ideal para avanzar rápidamente sin perder mucho tiempo

Análisis Super animal royale

Sin duda, estamos ante un gran free to play, con unos gráficos pulidos, en el que las partidas son breves y en el que podemos personalizar absolutamente todo lo que encontremos, incluidos nuestros animales. Por si fuera poco, en el DLC de principiantes nos obsequian con cientos de tickets premium, además de una skin y un arma completamente nuevos. Por favor, es un juego de animalitos pegándose entre sí con katanas y con fusiles de asalto, ¿en serio necesitas otro motivo para probarlo?   

Super Animal Royale

8.1

Jugabilidad

7.5/10

Multijugador

9.5/10

Gráficos

8.0/10

Música

7.5/10

Pros

  • Las partidas son muy rápidas y no suelen durar más de cinco minutos
  • Todos los personajes y armas son personalizables sin necesidad de invertir dinero en ello

Contras

  • Al principio, los controles son algo complicados
  • Se echa en falta algún tutorial que guíe al jugador por el menú principal y dé a conocer todas sus posibilidades
Publicado en Análisis, Indie

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.