Menú Cerrar

Guía Crusader Kings 3 – De Conde a Emperador, todos los imperios y cómo formarlos

Imperios Crusader Kings 3

En Crusader Kings 3 podemos empezar la partida siendo Condes, Duques, Reyes o Emperadores. Y a no ser que comencemos directamente cómo emperador de un imperio, la tarea hasta llegar a formar uno es bastante compleja. Por ello en esta guía os vamos a dar algunos consejos para ascender rápidamente en la jerarquía y de paso os decimos que imperios hay disponibles en el juego. También os recordamos que tenemos una guía con consejos para vuestra priemra partida.

Expand player

Subiendo en la escala social

Si quieres ir lo más rápido posible y de paso tener parte del trabajo hecho, aconsejo comenzar directamente con un reino. Los reinos castellanos, Inglaterra o Francia son un buen ejemplo. Aunque ya de paso, para cualquier reino situado cerca del Sacro Imperio Romano recomiendo ganarnos la opinión del emperador, para que no nos moleste simplemente. Con estos lo único que necesitaremos será conquistar a nuestros vecinos y tener más de la mitad de los condados necesarios para formar los otros reinos que componen el Imperio. El enfoque diplomático y marcial serán nuestras mejores opciones en este caso.

Por otro lado, si no tenéis prisa y queréis ascender más poco a poco podéis empezar cómo un Conde o un Duque. Este caso es similar pero obviamente nos llevará más tiempo. Para formar un Reino es necesario que tengamos en nuestro poder más de la mitad de los condados del mismo reino, nunca será obligatorio tener todos los condados, y mucho menos si estáis buscando convertiros en emperador cuanto antes.

Si somos vasallos: En este caso, ya seamos vasallos de un Duque, un Rey o un Emperador, nos vendrá muy bien «Meritocracia» una habilidad de la rama administrativa que nos permite reclamar el trono a nuestro Señor. Y de paso, cuantos más aliados tengas para enfrentarte a él mejor.

Los Imperios formables

Cómo pasa en todos los juegos de estrategia de Paradox podemos llevar a nuestra nación siempre un paso más allá. Pues si queremos ponernos la corona de Emperador necesitaremos un mínimo de dos reinos, una cantidad determinada de condados (estos suelen incluir los de varios reinos) y 1000 monedas. Como prácticamente necesitaremos más de dos, solo por conquistar sus condados, os dejamos a continuación un listado completo, con todos los imperios que podemos llegar a formar y los reinos que se incluyen en el mismo.

Cómo gestionar un Imperio

Llegar a ser Emperador es difícil, pero mucho más será mantener a flote ese Imperio, cuantos más reinos y vasallos tengamos más complicado se volverá el juego. Os aconsejamos enormemente en este caso que vayáis por el estilo de vida marcial, la rama de supervisor. Así tendremos más control de los condados, de nuestros vasallos y el imperio en general, y de paso, activaremos el enfoque en Autoridad, para ganar más temor. Sin embargo, esta vía está basada en el temor y en el control propio de los condados, por así decirlo es la vía más militar.

Por la vía administrativa: En este caso escogeremos el estilo de vida administrativo, con enfoque en el deber, y adquiriendo habilidades de la rama de administrador. Aquí nos ganaremos a la corte, y en general caeremos mejor a vasallos y consejeros. De paso tendremos menos revueltas y facciones en nuestra contra. Si sois pacíficos os recomendamos mucho más esta vía.

Publicado en Guías

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.