Menú Cerrar

Guía Elden Ring – Cómo derrotar a Mohg, Señor de la Sangre

Elden ring Mohg

Os enseñamos cómo llegar al portador de esquirlas Mohg, el Señor de la Sangre en Elden Ring y cómo derrotarlo. Este puede ser un jefe importante para historia, principal, pero no obligatorio cómo tal. Podremos encontrarlo en el templo, en la zona más elevada del Río Siofra. Sin embargo acceder a esta zona será algo más complejo.

Encontrar a Mohg

Tendremos que ir a la zona de los Picos de los Gigantes, al oeste. Justo en el punto que os marcamos en el mapa habrá un portal. Esto nos llevará a una nueva zona. Simplemente siguiendo el camino llegaremos al combate con Mohg. Habrá un punto de gracia justo al lado del ascensor para la batalla, también habrá una efigie de Márika para reaparecer junto a la niebla de guerra.

A continuación los detalles y recompensas. Después sus fases y consejos para el combate.

  • Ubicación: Crisálida del Empireo (Río Siofra). Junto al templo en lo alto.
  • Recompensas: 420000 Runas, Recuerdo del Señor de la Sangre y Gran Runa de Mohg.

Fase 1

No vamos a andarnos con rodeos, estamos ante los últimos jefes del juego y de más alto nivel. Hemos venido a ganar así que vamos a abusar y mucho. Lo primero son las invocaciones, os recomendamos la Lágrima mimética, la cual duplica nuestro personaje. Es muy útil si la tenemos subida, será una buena distracción y fuente de daño. Sobre todo para que nosotros nos vayamos curando las hemorragias. El ritmo de la pelea será simple, buscad el golpe con salto todo el rato y coged distancia. Así hasta tumbarlo y poder hacer críticos. Cuidado con sus ataques en barrido, tiene más rango el tridente del que parece.

Fase 2

El cambio a su segunda fase será letal, nos aplicará unas marcas y mientras el escenario se cubre de rojo recibiremos 3 golpes de hemorragia. Es decir, que no paréis de pulsar el botón para curarnos. Tras sobrevivir a las hemorragias se habrá curado un poco y contará con nuevos movimientos. También podéis evitar esto con la Lágrima de cristal purificadora, uno de los efectos para el vial de médika milagroso.

Muchos de ellos incluyen las alas, ahora vuela. Además de una carga mayor de hemorragias. Su arma ahora está imbuida y aún más cargada. También tras cada golpe puede dejar charcos de hemorragia, además de fuego. Así que habrá que ir con mucho cuidado de dónde pisar. Un buen método para bajarle es con el salto y golpe cargado. Tras realizar un combo, sobre todo tras esquivar el golpe en el que caerá con las alas y el tridente, ahí podremos aprovechar.

También os puede interesar:

Publicado en Elden Ring, Guías

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.