Menú Cerrar

Guía Elden Ring – Conseguir el final secreto: «Era Estelar» de Ranni

Elden ring final era estelar de Ranni

Elden Ring cuenta con 3 finales distintos, hoy os mostramos cómo acceder al de «Era Estelar», un final algo oculto y relacionado con Ranni. Tenéis a continuación una guía paso a paso para desbloquear este final, desde el momento en el que la conocemos hasta que accedemos a su torre y empezamos su línea de misiones. Recordad que seleccionar un final tras la última batalla del juego eliminará la opción de los otros dos. Podéis optar al resto en la misma partida sólo si utilizáis distintos archivos de guardado.

Conoceremos a Ranni por primera vez en la Iglesia de Elleh, en Necrolimbo. Será necesario haber conocido a Melina y obtener a nuestra montura Torrentera. Con completar una mazmorra, cueva o jefe será suficiente para verla ahí. Si interactuamos con ella nos dará la campana espiritual para invocar espíritus. Para volver a verla y empezar su línea de misiones tendremos que avanzar mucho en el mapa.

Encontrar y servir a Ranni

Para encontrar a Ranni hay que llegar a la zona de las Tres Hermanas, al norte de Liurnia. Tendremos que atravesar la mansión del noroeste y derrotar a la Guardia Real Loretta. Con esto podremos acceder a la Torre de Ranni y hablar con ella. Aceptad servirla y os presentará a todos sus ayudantes. Tras hablar con todos ellos volved a lo alto de la torre y hablad nuevamente con ella.

Para ayudar a Ranni tendremos que ayudar primero a Blaidd. Lo reconoceréis, no sólo por ser otro de los sirvientes, es posible que lo hayamos visto antes en Necrolimbo. Básicamente nuestro objetivo será llegar a Nokron, la Ciudad Eterna. Tenemos una guía dedicada a ello. Pero igual os lo resumimos en un momento.

En el Río Siofra encontraremos a Blaidd, este nos dirá que no ha encontrado forma de avanzar y que es posible que derrotando al General Radahn encuentren una forma de abrirse camino. Así pues id a Caelid y derrotad al jefazo Radahn, el Azote de las Estrellas. Tras esto volved al Bosque neblinoso de Necrolimbo y descender por el hueco que ha dejado un gran meteorito. Ese es nuestro camino a Nokron. Por esta ciudad avanzad hasta el jefe Lágrima mimética. Seguid por la zona, habrá otra zona de minotauros y lobos. Encontraremos nuestro objeto clave y de misión para Ranni antes del jefe dual de las Gárgolas denodadas.

Volved con Ranni a su torre y agotar todo su diálogo. Nos recompensará con la Estatua invertida cariana, para usarla en el Liceo cariano. Le daremos literalmente la vuelta al edificio y podremos subir a lo alto. Aquí no hay bendición para una Gran Runa, recibiremos el Sello maldito de la muerte. Ahora, una vez más volved con Ranni y hablad con ella. Desaparecerá y se habrá desbloqueado la otra Torre cercana, la Torre de Renna, en la zona de las Tres Hermanas. Es el momento de continuar por ahí.

Nokstella y el jefe Astel

También tenemos otra guía para llegar a Nokstella, aunque será fácil si ya contamos con el Sello maldito de la muerte (Este objeto nos permite acceder a la Torre de Renna, y así a un transportador que nos llevará directamente). Recoged según lleguemos la muñeca de Ranni e interactuad con el punto de gracia. Tendréis que coger varias gracias y Hablar con la muñeca de Ranni en cada una de ellas. Así hasta agotar el diálogo en la última. Curso de Río Ainsel, Nokstella, Ciudad Eterna y Cuenca de la Cascada de Nokstella son las gracias concretamente, os las marcamos en el mapa.

Si lo haces varias veces, hasta que ya no ofrezca diálogos nuevos, nos aparecerá más adelante la Sombra Funesta. Un enemigo que reconoceremos al instante, no es un jefe, pero es un soldado muy curtido que nos tocará derrotar para un objeto de vital importancia. Tras acabar con este enemigo, obtendrás la Llave de la Luna Llena, que sirve para abrir el cofre que hay en la habitación donde luchaste contra Rennala, Reina de la Luna Llena. Y con ese objeto podremos avanzar nuevamente por Nokstella y llegar a un jefe oculto.

Tendremos posteriormente que continuar por el gran lago de putrefacción rojo. En el Gran Claustro, antes de entrar al templo al que se dirigen algunos insectos girad a la izquierda. Justo al borde veréis un ataúd de piedra con el que podremos interactuar. Con esto llegaremos a una nueva zona.

Preparaos para la batalla pues lo único que tendréis delante será una niebla de jefe, y ya sabéis lo que significa. Pero si habéis llegado hasta aquí os felicitamos, ya no queda nada, este es el último paso. Hay que derrotar al jefe Astel, Innato del Vacío. Si os cuesta mucho os recomendamos que no os separéis mucho. Por raro que suene cuanto más cerca menos problema tendremos. Si vemos una gran luz corred, ese ataque si requiere de separarse.

Tras derrotar al jefe continuad por la siguiente zona, coged la gracia, descansad y preparaos para el final de nuestro camino. Veremos un ascensor y con un nuevo camino. Veremos una zona nueva de Liurnia, una a la que antes no teníamos acceso. Habrá varios enemigos, incluso un dragón (es un jefe), pero pasad de él. Nosotros vamos a la Iglesia de lo alto de la colina. Avanzad por la zona, por unos caminos subterráneos de la iglesia y por ahí encontraremos a Ranni. Ponedle el anillo y ya está. Se acabó, cuando derrotéis al jefe final invocad la señal azul, la de Ranni, y podremos ver el final: Era Estelar.

*Si queréis conocer las útlimas novedades y guías de Elden Ring estamos más activos que nunca en Twitter e Instagram. También preparamos algún sorteo de vez en cuando, y podéis preguntarnos directamente algunas dudas del juego.

También os puede interesar:

Publicado en Elden Ring, Guías

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.