Menú Cerrar

League of Legends: El juego que atrajo a adolescentes para convertirlos en leyendas.

League of Legends es un videojuego que una vez le dedicas unas horas te habrá atrapado durante una eternidad. No miento cuando digo que el primer tema de conversación que se me viene a la cabeza cuando estoy con algunos amigos es el LoL, «¿que te parece este campeón?», «¿juegas unas rankeds?» o «¿Has visto a Fnatic?» son las preguntas más recurrentes, y tambien las que demuestran que somos unos auténticos frikis del tema. Y es que en la sociedad en la que vivimos realmente no podemos alejarnos de nuestros vicios, da igual donde estemos o en que situación nos encontremos, siempre tenemos tiempo para algunas partidas. Ya son más de 10 años los que han pasado desde que el League of Legends saliera al mercado de los videojuegos como un MOBA free to play y desde entonces no ha parado de crecer hasta convertirse en el gigante de los Esports que es hoy en día.

Es digno de estudio el saber como un videojuego que incluye 143 campeones únicos, más de 250 objetos distintos repartidos entre sus modos de juego y unas mécanicas jugables que reciben actualizaciones cada dos semanas han hecho del LoL uno de los juegos más competitivos y más seguidos del mundo. Entender el juego como lo entiende un jugador profesional es muy difícil, pero es más sorprendente aún cuando todas las jugadas que vemos en partidas de talla mundial son llevadas a cabo por chavales de menos de 20 años. No hablo del League of Legends como un juego cualquiera que solo sirva de pasatiempos, sino un estilo de vida que ahora llevan cientos de jugadores profesionales en este sector. Jugadores que se levantan cada día y se ponen a entrenar para estar listos en sus respectivos equipos y que contribuyen enormemente al desarrollo de los Esports. Son inumerables las competiciones que existen alrededor del planeta e involucran al LoL. Por si te encuentras desinformado has de saber que en Europa cada país ya tienen su propia liga nacional, algunos ejemplos son la «Premiership» de Gran Bretaña y la «Superliga Orange» en España. Otro caso son las grandes ligas como la LEC a nivel europeo y la LCS en Norteamérica. En estas ligas los jugadores demustran jornada tras jornada porque quieren llegar a ser los mejores, y es que en el caso de algunos jugadores como Martin «Rekkles» Larsson y Lee Sang-Hyeok, más conocido como «Faker», no solo destacan por sus habilidades en el juego sino también por sus streamings en la plataforma de Twitch. Estos jugadores o streamers, como los jugadores de fútbol, son entendidos como los ídolos de hoy en día.

El LoL es ya un deporte a la altura de cualquier otro deporte tradicional, el dinero que mueve y los espectadores son el reflejo perfecto de una nueva generación de deportes. El mundial de 2018 celebrado en Corea fue noticia, no solo por la victoria de Invictus Gaming, sino por conseguir más de 200 millones de espectadores, todo un hito en la historia de los videojuegos. Si no te gusta ver algún deporte como el fútbol o el baloncesto quizás debas probar suerte con los Esports, en muchos casos resulta más entretenido que jugar tú mismo, y esto lo digo por experiencia. Quien sabe si en futuras generaciones se recuerda más al campeón del mundo del LoL o al campeón de la Champions, solo el tiempo dirá, pero viendo la fuerte acogida de los Esports sabemos que han llegado para quedarse.

Publicado en Artículos

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.